sábado, 19 de marzo de 2016

ROAD TO LANZAROTE: SEMANAS 9-13 (Y CAMPEONATO DE ESPAÑA DE DUATLON LD ORIHUELA 90.0)


Un mes sin escribir. Maldito mes.

Desde mediados de febrero hasta hace una semana podría parecer que estuviera gafado. Lesiones, gripe, mucho trabajo, muchos viajes de trabajo, poco tiempo libre, lluvia, mal tiempo y pocas ganas…todo en contra para poder entrenar como es debido, y el territorio ideal para que nuestro amigo “Dani-Busca-Excusas” campe a sus anchas y tire por tierra todo lo currado hasta entonces.

Febrerillo el Loco, dicen. Desquiciado más bien, diría yo. Pues bien, ya está, ya la hemos cagado y lo hecho, hecho está, no hay que darle más vueltas.

Toca revertir la situación y, como el Cholo, enfocar lo que nos queda “semana a semana”.

Arenales 113 ya está aquí, Lanzarote se echa encima y después ya veremos, conseguí plaza para el triatlón de Zarautz y eso es quizá lo único bueno que me ha pasado en febrerillo, el loco.


Dos minutos duraron las inscripciones. Menos mal que servidor es previsor y tanto él como su señora estaban preparados para ser los más rápidos realizando inscripciones. Ganó ella para que ganara él, ustedes ya me entienden.

Y así,  a lo tonto, pasan las semanas. He tirado, como decía, 2-3 semanas a la basura por motivos diversos, y me está costando re-arrancar, pero más vale espabilar, señora. He aquí lo que NO-HE-ENTRENADO desde la semana 8 de mi plan de 23 semanas:

Sesiones
Distancia
Tiempo
Natación
4
9.000m
3:02
Bici
3
126km
5:00
SEMANA 9
Carrera
2
13km
1:05
Gym
0
-
0:00


Sesiones
Distancia
Tiempo
Natación
1
3.100m
0:58
Bici
2
72km
2:30
SEMANA 10
Carrera
0
-
0:00
Gym
1
-
0:45


Sesiones
Distancia
Tiempo
Natación
2
4.300m
1:31
Bici
3
107km
4:30
SEMANA 11
Carrera
0
-
0:00
Gym
0
-
0:00


Sesiones
Distancia
Tiempo
Natación
2
5.200m
1:47
Bici
2
93km
3:20
SEMANA 12
Carrera
2
26km
2:17
Gym
1
-
0:45

Y en esto entrábamos en la semana 13 y al final de la misma teníamos todo un Campeonato de España, de duatlón de larga distancia nada menos. Tentado estuve de no acudir, pero esta vez fui más fuerte que mis excusas. Ni falta de entrenamiento, ni que vayas a ir solo, ni gaitas.

Vas, lo haces y te vuelves, que diría Iván.

Y eso hice, fui, lo hice, y me volví. Y me alegro infinito de haberlo hecho.

DUATLÓN LD ORIHUELA 90.0 “VIENTOS DEL PUEBLO” (16-66-8)

(CAMPEONATO DE ESPAÑA)

Primera vez que afrontaba un viaje fuera de Madrid sin compañía. Esta vez Ruth se quedaba en Madrid. Iván dijo que nones, Chema lesionado y hasta Rafuky se cayó de la lista a última hora por enfermedad.

Pues bueno, pues vale, pues ya me voy yo solo.

Todos los trastos al coche y carretera y manta el sábado antes de la carrera. Como algo rápido, descanso una horita y salgo a rodar con mi BeBe un ratito, 1h30 de pedalear suave e ir buscando acoplarme a la posición aero.

Llego a la prueba descansado, con tan poco entrenamiento en las semanas anteriores no puede ser de otra forma. El plan está claro: TERMINAR. No hay otro objetivo. Ni ritmos medios, ni vatios, ni leches. Terminar y no penar demasiado.

Mi experiencia anterior en duatlón LD fue un desastre. En Soria el año pasado iba con calambres desde el kilómetro 10 de la bici, y desde ahí hasta el final la prueba fue un infierno. Acabé roto, caminando casi completamente el 3er sector y completamente desfondado.

Esta vez no quería repetir tan amarga experiencia, así que la cabeza me decía que debía ser conservador.

El domingo 13 de marzo amaneció frío, muy frío. Y ahí llegó la primera duda, ¿Con cuánta ropa salir? Los jueces no permiten dejar nada en el box, en teoría con lo que salgas en la 1ª carrera habrás de hacer toda la prueba, aunque tras una “negociación” con ellos conseguimos que nos permitan dejar una chaqueta o chaleco dentro del casco, ”siempre que no se vea, no debe servir como referencia de localización de tu bici”. Vaya tela, así que esa es la excusa, he de morirme de frío o arriesgarme a una sanción si mi chaquetita sobresale más de lo debido. Coño, si voy a quedar de los últimos…¿qué gaitas de referencias voy a tomar y para qué?

En fin, jueces y reglas, ya se sabe.

Decido dejar mi flamante chaqueta de invierno del AtSS dentro del casco, por si luego en bici paso frío (ERROR: Me asé de calor, de 5 grados a las 8 de la mañana pasamos a más de 15 en menos de 2 horas).

Como estoy solo y me aburro, voy charlando con uno y con otro, para distraerme y templar nervios.

El ambientazo en Orihuela es increíble, y el nivel de la prueba espectacular, se nota que es Campeonato de España, en fin que repetidamente me pregunto qué carajo hago yo metido en estos berenjenales. Con tiempo suficiente caliento algo al trote mientras veo como los “pros” incluso se han traído sus rodillos para calentar junto a sus furgonetas. Qué nivel, Maribel.

A las 9 salen los “pros” y en sucesivas salidas las chicas, y resto de GGEE, a las 9h15 le toca a mi grupo mover las piernecitas.

Me digo que 4:40 para los 16K iniciales es un ritmo muy llevadero y que permitiría afrontar la bici con garantías, y ya tengo un plan. Inevitablemente el grupo hace que te aceleres y sin darme cuenta a los 3 kilómetros ya estoy corriendo por debajo de 4:30. Esto lo arreglo yo con una paradita a mear…

Tras la micción voy poco a poco reajustando el ritmo, mientras atravesamos el palmeral de Orihuela en primer lugar y el centro de la ciudad después. Muy chulo Orihuela, ¿eh?

Primera vuelta (de dos) y sin novedad, sigo a lo mío. Entre que mi grupo era de los últimos en salir y que el ritmo que llevo no es que sea de Campeonato de España…pues eso, que no llevo mucha gente por detrás, más bien poquitos. Pasando, yo a lo mío, el objetivo es terminar y si puede ser con buenas sensaciones mejor.

Los últimos 3 kilómetros se me hacen un poco largos y estoy deseando ya que acaben. Llego a la transición con el sol ya pegando fuerte, me he quitado los manguitos ya hace un rato y me temo que me voy a meter la chaquetita por donde me quepa…

Salgo suave, plato pequeño y voy bajando piñones con cautela, buscando encontrar cadencia óptima y sensaciones. Sorprendentemente voy adelantando a varios competidores, y eso que el ritmo es moderado. He olvidado decir que no llevo pulsómetro, me lo cargué a principios de semana y no me ha llegado el recambio, así que voy por sensaciones puras. Bueno, llevo vatios, pero no voy a mirarlos a no ser que vea que me estoy dando un calentón, y no van por ahí los tiros.

Los primeros 5 kilómetros llanos, y sin viento, bien, pero luego…luego la cosa tiene tela, se acabó el relax, majete. Sube, baja, sube, baja, sube, sube, baja, baja…

Pufff…madre mía, que infierno de recorrido, imposible llevar un ritmo más o menos constante, quita plato, pon plato, sube piñones, bájalos…hago más cambios de marcha que Fernando Alonso en el GP de Mónaco.

En el km.20 hay un giro de 180 grados y ahí me dedico a contar cuánta gente llevo por detrás. No son muchos, unos 40 ti@s, o así. En fin, es lo que hay. A pesar de todo me han pasado muy poquitos y sigo adelantando a otros cuantos.

De sensaciones voy bien, ni calambres, ni calentones innecesarios de cuádriceps, ni nada. Bien. El recorrido es muy duro, pero voy controlando. ¿Podría forzar? Sí, pero a costa de jugarme el 3er sector y ese no es el plan para hoy.

Sigo sumando kilómetros, atacamos ya el puerto de Rebate, de unos 4-5 kilómetros no excesivamente duros, pero sí incómodos para ir con una cabra.

Los 10 kilómetros finales son favorables y dudo si forzar la marcha o reservar. Como estoy en plan “amarrategui” decido reservar, me pasan ahora sí varios competidores, aunque también yo doy cuenta de algún que otro cadáver que se la ha jugado y ahora está en la cuneta, lidiando con los calambres y estiramientos desesperados.


Llego a la T2. 2h23 para 66 kilómetros, ni 28kmh de media. Definitivamente me he tocado bastante las narices, señora.

 Me calzo las zapas de nuevo y ¡HORROR! Me duele el talón derecho tela marinera. Coño pero si antes ni me había molestado…

Voy intentando dar zancadas entre gestos de dolor pero sin dejar de correr, poco a poco se irá atenuando, aunque se quedará conmigo lo que resta de carrera.

Voy a ritmo sub 5:00 el kilómetro, no está mal, pero los amagos de calambres ya avisan. Paro a echar otra meadita y me instalo en unos más cómodos 5:20-30 que mantengo hasta el final, sin pararme a andar en ningún momento más que unos breves segundos a coger la necesaria botella de agua.

La vuelta por el palmeral se me hace eterna, el calor ya pasa factura mientras trato de que el ritmo no decaiga demasiado, cada pocos metros tengo que dar un saltito y un amago de grito ¡AY! porque los isquios amenazan con montarse a cada paso que doy.

Afronto el kilómetro final con una ENORME sonrisa en la cara, tenía serias dudas de acudir, pensaba que iba a ser una pesadilla y resulta que me lo he pasado “piruleta”.

Vale que he sido muy reservón, pero hoy el cuerpo (y la mente) me pedía precisamente esto.

Cruzo meta en 4h:28:29, Ximo me abraza, me ponen mi medallita finisher y me dan la consiguiente camiseta, como y bebo con ansia, me doy una LARGUÍSIMA ducha en un polideportivo cercano y me vuelvo para “Madriz” más feliz que una perdiz. Finisher en un Campeonato de España, "ná" menos...
Contento, me voy muy contento.

Grandísima prueba este duatlón de Orihuela, bonito, exigente, duro. Recomendable.

Repetiremos.

Acabo con el resumen de entrenos de la semana 13:

Sesiones
Distancia
Tiempo
Natación
2
5.000m
1:39
Bici
4
167km
6:02
Carrera
2
35km
2:50
Gym
0
-
0:00

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada