miércoles, 22 de mayo de 2013

THIS IS INSANITY

INSANITY.
Algo con ese nombre no puede ser nada bueno, me dirás. Bueno, en parte tienes razón. También te diré que ha cambiado radicalmente mi forma de entender el trabajo “de fuerza”, lo que toda la vida se ha llamado “hacer pesas”. Porque INSANITY es hacer pesas sin coger NI UNA SOLA PESA, no hay “gadgets”, no hay máquinas ni cacharritos de ningún tipo. Sólo tú y tu cuerpo, y un “negrito” supercachas en un vídeo que no para de repetirte “YOU CAN DO IT”, aunque tú no tengas tan claro que realmente seas capaz de hacerlo.
Llevo desde que tenía 25 años haciendo pesas irregularmente, con periodos en los que me da muy fuerte, me apunto a un gimnasio con muchas ganas y me pongo en forma y fuertote,  y otros periodos en los que me abandono,  me entrego al sofá, la dejadez  y la desidia para convertirme en un enorme cachalote deforme y fofo. Y es que hacer pesas me aburre soberanamente. Me aburre ir al gimnasio, me aburre el ambiente de los gimnasios, me aburre levantar las pesitas, no soporto a los “cachitas” de gimnasio clembuterolizados y proteinizados, no soporto sus conversaciones superfluas y estúpidas, sus poses ante el espejo y sus andares de permanente culo escocido. Aún así, antes de llegar INSANITY a mi vida, de vez en cuando me tapaba la nariz, hacía de tripas corazón y me apuntaba a un gimnasio cada vez que “la cosa del peso”  y la (mala) forma física se iba de madre.
El año pasado me fui a vivir y a trabajar unos meses a EEUU, a San Francisco concretamente. Como era un tema de pocos meses  en principio y realmente no se sabía cuánto tiempo estaría allí me fui solo, sin Ruth. Vivía en La Marina, posiblemente el mejor barrio de la ciudad (aunque me dejo para un próximo post hablar de la vida en San Francisco), con el puerto deportivo en la puerta de mi casa y al fondo el ultra famoso y super conocido Golden Gate Bridge, hacia el que me dirigía cada mañana en mi “jogging” matutino. Además de correr e ir a trabajar resulta que “de vez en cuando” salía a tomar algo por ahí,  “a que me diera el aire”, no todo en la vida va a ser trabajar y trabajar.
Una de esas noches llegué “contentito” a mi apartamento, sería como la 1am y puse la televisión. ¿Y qué hay en las pocas cadenas públicas de televisión americana a esas horas…? Efectivamente, EL TELETIENDA. Lo reconozco, me estoy medicando, estoy en tratamiento y me lo estoy haciendo mirar, pero si llego a casa y he bebido me encanta sentarme frente al televisor y tragarme el teletienda. Lo compraría todo, los cuchillos japoneses, el asador de pollos por convección de aire (¿cómo he podido vivir hasta ahora sin el asador de pollos, Dios mío?), las máquinas de zumos y los cortadores de todo tipo de frutas y hortalizas con cuchillas con formas de corazón…y qué majo es el cocinero bigotudo haciendo las demostraciones…!!  En estas estaba cuando aparece Shaun T., un negraco supercachas todo sudado y me mira fijamente y me dice “WELCOME TO INSANITY, THIS WORKOUT IS NOT FOR EVERYONE, BUT IF YOU ARE ABLE TO FOLLOW IT, YOU WILL GET INTO THE BEST SHAPE OF YOUR LIFE” (algo así más o menos como que este entrenamiento no es para todo el mundo pero que si soy capaz de seguirlo estaré en la mejor forma de mi vida). Y me lo decía a mí, me miraba fijamente a los ojos a través de la pantalla, amenazante, serio,  sólo le faltó decirme “No tienes huevos…” Acabáramos, te has “cagao” Shaun T.


Descolgué el teléfono y llamé, que no tengo huevos dice el “pájaro”….
“Señorita, buenas noches, póngame cuarto y mitad de INSANITY, please…”
“ ¿que son 150 dólares? Cómo éstos!! Será por dinero, aceptan tarjeta?…”
Pasó una semana y por supuesto me había olvidado completamente del tema, hasta que llegó un paquetito a la oficina a mi nombre…”OSTRAS, el INSANITY, al final lo compré…”
Así que llegué a casa después del trabajo y abrí la cajita, diez DVD’s, un librito con recetas de cocina, un poster-calendario de entrenamientos y panfletillos varios. Puse el primer DVD, en el que Shaun T.  te explica de manera relajada, sentado en las gradas de algo así como una cancha de baloncesto, qué es esto del INSANITY. Lo primero que aparece es un DISCLAIMER, un aviso advirtiendo que el programa no es para todo el mundo, que hay que estar previamente en suficiente buena forma, que si sufres de rodilla, espalda, mal de amores o fimosis que ni se te ocurra iniciarlo y tal y cual…
Yendo al lío, resulta que es un programa de 60 días, sin descanso, entrenas todos los días combinando los 10 DVDs que por el módico precio de 150 pavos te has comprado. Me dice Shaun T. que se basa en el método de entrenamiento llamado “MAX INTERVAL TRAINING”
“ Ah, pues muy bien, ya me quedo mucho más tranquilo…”
…”Y eso qué lo que é…?”
 MAX INTERVAL TRAINING básicamente es entrenar “a toda leche” durante un buen periodo de tiempo y luego descansar muy, muy poco, apenas 30segs, para volver a subir la intensidad al máximo, y así repetidamente. En definitiva vas “a muerte” hasta que el corazón se te va a salir por la boca y justo antes de sufrir un infarto descansas 30 segunditos y así una y otra vez. Justo al contrario de otros métodos de entrenamiento más tradicionales en los que el ritmo es constante y digamos “asumible” durante la mayor parte del tiempo y alternas con periodos cortos de “alta intensidad”. Aquí es al contrario, vas al máximo mucho rato y descansas muy poquito. Sin pesas, sin gadgets, ni gomas, ni cintas ni aparejos de ningún tipo. Como ya he dicho antes, TÚ Y TU CUERPO, combinando saltos, sentadillas, flexiones de todo tipo, ejercicios de boxeo, posturas de yoga y todo tipo de coreografías cada vez más complicadas. En el fondo es hacer las clases de gimnasia de mantenimiento “de toda la vida” sólo que a toda velocidad, como si la vida te fuera en ello. Y todo, querido amigo, en sólo 45 minutos durante los vídeos del MES 1 y 60 minutos durante el MES 2. Eso si tienes lo que hay que tener, porque efectivamente tienes que echarle un par de gónadas si quieres acabar cualquiera de las sesiones de vídeo, sobre todo al principio…


No te voy a dar más pistas, entra en Youtube, estimado lector y échale un vistazo. Si te atreves, puedes pedirme los vídeos (solo en Inglés, por cierto), yo sólo te digo que FUNCIONA, que efectivamente vas a estar en la mejor forma de tu vida y más fuerte que el vinagre. Ahora bien, las primeras semanas vas a alucinar en colores y te cagarás en la madre de Shaun T. setecientas veces siete, pero como el propio Shaun T. dice:
THIS IS INSANITY

El nombre no es casualidad, porque efectivamente es una locura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada